Wednesday, February 28, 2007

El tiempo es energía

Einstein veraneando en Nueva York, junto a David Rothman.
Gentileza: Chuck, el nieto de David.


El genio de los genios. Son muy pocos los que han sido capaces de cambiar nuestra visión del mundo Einstein es uno de ellos...

Con Besso, su amigo, discurriendo en la oficina de patentes...
They talked for hours, discussing every aspect of the problem, including Newton's concept of absolute space and time, which seemed to violate Maxwell's constancy of the speed of light. Eventually, totally exhausted, Einstein announced that he was defeated and would give up the entire quest. It was no use; he had failed.

[...]

Then it suddenly hit him, the key to the entire problem. Einstein recalled, "A storm broke loose in my mind." The answer was simple and elegant: time can beat at different rates throughout the universe, depending on how fast you moved. Imagine clocks scattered at different points in space, each one announcing a different time, each one ticking at a different rate. One second on Earth was not the same length as one second on the moon or one second on Jupiter. In fact, the faster you moved, the more time slowed down.

Ya más adelante entraré a analizar con detalle a este genio que a los 23 años había formulado las tres teorías más importantes de la física moderna: la teoría de la relatividad, la TR general y la mecánica cuántica. Ufff... que portento para la física.

Y todo basado en que la velocidad de la luz es... constante. Así, si viajo en un tren a la velocidad de la luz, y camino hacia la locomotora, cambian mis dimensiones o se altera el tiempo para mi, respecto de un observador en la estación.

Pero, quería tocar la famosa ecuación que ya mencionamos, E = mc2.
(Joules, Kilogramos, (300 millones metros /segundos)2)

A primera vista, nos dice que una ínfima cantidad de masa se puede convertir en una gran cantidad de energía —la bomba atómica es un muy llamativo ejemplo de este principio.

Pero, Einstein la formuló de una manera distinta: m = E/c2.

En otras palabras, a él le interesó mostrar que la masa es energía... que los sólidos que vemos son sólo una ilusión... que todo en la realidad es sólo energía. Que contentos están Heráclito y Parménides —quizás sea el momento apropiado para que Parménides pida disculpas a Heráclito... todo es energía... todo es una ilusión.

Y se me ocurre que podemos llegar más lejos. La misma expresión, si la damos vuelta un poco, nos dice que el tiempo es energía: t2= (m/E) d2.
El tiempo tanto como el espacio, no s
ólo son relativos, sino también... energía.

Nébula NGC 6302
Fuente: NASA vía space.com

Y... si prestamos atención a la increíble fuerza de gravedad que ocurre al interior de una singularidad espacio-tiempo, o un hoyo negro, podemos inferir que es muy posible que existan allí velocidades superiores a la velocidad de la luz —por eso de las enormes aceleraciones asociadas a la fantástica fuerza de gravedad. En otras palabras, al interior de las singularidades no se cumpliría la teoría de la relatividad.

Aunque saber lo que ocurre dentro de ellas es prácticamente imposible... algo importante nos quieren decir estas singularidades.

En fin... hay tema para cavilar. ¿No les parece?

1 comment:

Gabriel said...

Pelao; tiempo, energía, materia, velocidad, espacio y la relación entre ellas; pones el foco en la relación entre tiempo y energía.

Y a mi se me va la atención hacia el interior, cierro los ojos, aquieto mi mente e intento conectarme con mi materialidad respirante que vive el tiempo como un proceso de envejecimiento en un mundo de Transantiago, festival de viña, ir y venir, y vuelvo a cerrar los ojos relajo otro poco mi cuerpo y siento la energía que recupero al soltar consumos por aquí y por allá y siendo mas fuerza, mas energía y me pregunto para que sino que solo para disfrutarla en el sentirla en el tiempo.